Protege tu hogar de imprevistos

 ¿Te has puesto a pensar qué pasaría con tu familia y tu economía si tu casa sufriera daños importantes? Por eso, tener nuestros ladrillos asegurados debe ser parte de nuestra estrategia para unas finanzas sanas y en Infonavit tenemos la solución, un seguro para tu casa.

¿Cuánto esfuerzo estás haciendo por pagar el crédito para comprar tu casa? ¿Qué tan importante es tu vivienda para ti y tu familia? Las respuestas deben ser la razón para que valores la importancia de prevenir y proteger tu patrimonio.

Pero, uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las aseguradoras de viviendas, es que la cultura de aseguramiento no está aún afianzada en la sociedad mexicana. ​

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), solo el 4.5% de los hogares que no están vinculados a un crédito hipotecario cuentan con algún tipo de protección.

Para el caso de los créditos hipotecarios Infonavit, el inmueble de las y los acreditados, que a su vez es la garantía hipotecaria del Instituto, está protegido desde el inicio y hasta la conclusión del crédito en caso de haber una afectación por un evento natural, siempre y cuando los pagos se encuentren al corriente.

¿De qué te protege?

Ya sea un fenómeno natural o un accidente casero, tu casa siempre está segura ante sucesos inesperados como:

  • Incendios
  • Inundaciones
  • Explosiones
  • Terremotos
  • Huracanes
  • Ciclones
  • Granizo/ nieve
  • Vientos tempestuosos
  • Objetos caídos de árboles
  • Caída de objetos desde aviones
  • Erupciones volcánicas
  • Desplazamientos de tierra

¿Cuáles son las excepciones?

Aunque tratamos de abarcar la mayor parte de accidentes comunes, toma en cuenta que hay sucesos que no podrán ser respaldados por Infonavit, por ejemplo:

Por no ser desastres naturales:

  • Errores en el desarrollo, proceso, prueba, instalación, alteración, o reparación de los bienes.
  • Falla, deficiencia o defecto de reparación, construcción, renovación, remodelación y/o compactación. 
  • Falla y deficiencia en la construcción de los desarrolladores de la vivienda.
  • Desgaste o deterioro gradual y/o falta de mantenimiento.
  • Vandalismo.

Por no ser hechos súbitos: 

  • Asentamientos, cuarteaduras, contracturas, protuberancias.
  • Expansión de superficies de concreto, cimientos, paredes, pisos, azoteas, techos y albercas.

Para hacer valido el seguro es necesario:

  • La vivienda debe tener un crédito vigente.
  • La o el acreditado debe estar al corriente en sus pagos a la fecha del siniestro.
  • Se solicite a la Delegación que corresponda por ubicación del inmueble.
  • Los daños no estén excluidos en la póliza.
  • No hayan transcurrido más de dos años a partir de la fecha del incidente.
  • Puedes acudir directamente al Centro de Atención INFONAVIT (CESI) más cercano para hacer tu reporte o checar más detalles a través del portalmx.infonavit.org.mx.

Es mejor prevenir, ten a la mano la siguiente información:

  • Tu número de crédito a 10 dígitos y tu Número de Seguridad Social (NSS), ya sea que acudas directamente a nuestras oficinas, llames al Infonatel o sigas tu proceso en línea, esta información siempre es indispensable.
  • La Póliza vigente al momento del siniestro. 

Cada Póliza establece su propia vigencia, y están escalonadas, para que los acreditados no dejen de estar cubiertos, en caso de siniestro: 

Al acudir a un CESI también necesitarás:

• Una copia de tu credencial para votar, expedida por el Instituto Nacional Electoral o bien pasaporte, cartilla o cédula profesional.

• Comprobante de domicilio (en caso de que tu identificación oficial no cuente con domicilio, o bien éste no coincida con la dirección de la vivienda dañada).

• Croquis de ubicación de la propiedad afectada.

• Fotografías de los daños más representativos.

• Estado de cuenta del crédito.

• Número telefónico y correo electrónico para agendar una visita con los ajustadores.

• Presupuesto de reparación estimado por el propietario.

• Documento original del acta levantada ante el Ministerio Público, protección civil o bomberos, si solo tu casa fue afectada.

• El anexo 1 Formato de Reporte de Daños, que puedes obtener aquí.

También debes contar con:

  • Tu estado de cuenta del crédito.
  • Número telefónico y correo electrónico, para agendar una visita con los ajustadores. 
  • Recuerda que puedes iniciar tu proceso en línea, para lo que necesitarás:
  1. Entrar al portal Infonavit, en la pestaña Derechohabientes y dar clic en el apartado “Tengo un crédito”.
  2. En esa sección busca “¿Qué es el Seguro de Daños?” y da selecciona “Formato de reporte de daños Anexo 1”, que deberás llenar.

En el Infonatel al 800 008 3900 también puedes obtener más detalles sobre cómo funciona este Seguro, solo tienes que digitar la opción 1 en el menú principal, de “soy un trabajador o pensionado” y después marcar la opción 9 para hablar con un asesor.

También en Mi Cuenta Infonavit encontrarás más detalles e información sobre tu crédito, lo cual puede ser necesaria en caso de usar tu crédito.

Compartir artículo

¿Ya conoces nuestro Podcast?
REDES SOCIALES

En Infonavit queremos consentirte

Conoce los artículos que tenemos sólo para ti

Subscríbete